La decoración de un bar, su seña de identidad

28 febrero, 2018
La decoración de un bar, su seña de identidad

En el momento en que nos decidimos a emprender la aventura de montar un nuevo negocio, en este caso un bar, tenemos que tener en cuenta un gran número de factores que determinarán que podamos llevar a cabo una u otra cosa y es que dependiendo del lugar en el que situemos nuestro local, podremos o no poner terraza, abrir hasta una hora u otra e incluso influirá el número de decibelios que se puedan emitir legalmente. Además de estas cuestiones técnicas prestaremos también una atención especial a la decoración que propongamos puesto que en ella irá implícita la seña de identidad del local y con ello, es probable que influya el perfil de los clientes que nos visiten, por ello, debemos confiar esta decoración a profesionales tales como Dismobel, ya que su experiencia les avala y mediante su trabajo tendremos también unos buenos consejeros a la hora de decantarnos por una opción concreta.

Os lo venimos adelantando en la introducción y es que a la hora de montar un bar es algo fundamental que cuidemos hasta el mínimo detalle la decoración puesto que nos marcará la identidad del local y con ella el target de potenciales clientes que tengamos. Dependiendo de la ubicación del bar y del estilo que le queramos dar, optaremos por las diferentes opciones que en el mercado existen.

Si nuestra opción es la de crear un bar temático, centraremos todos nuestros esfuerzos en buscar elementos decorativos que concuerden con el tema escogido. Un ejemplo de este tipo de establecimiento podríamos encontrarlo en el bar de un circuito de carreras, donde lo lógico sería optar por vestir las paredes con cuadros de otras épocas del autódromo junto con imágenes de grandes pilotos y sus monturas. Asimismo, también podríamos darle un toque diferenciador montando las mesas con cristales sobre pilas de ruedas o situando baldosas en el suelo que formen la bandera ajedrezada típica de las llegadas en las competiciones de motos.

Si la temática pasa por Hollywood o Las Vegas trataremos de decorar el bar con mucho colorido y luces de neón. Además, podemos añadir una vitrina con la ropa habitual de Elvis, claquetas de cine, tiradores de tragaperras y demás elementos que nos hagan trasladarnos mentalmente a estos lugares de Estados Unidos.

En el caso de que optemos por un restaurante gastronómico centrado en una región concreta trataremos de usar como elementos decorativos y de mobiliario los que comúnmente se venían usando en la tierra en cuestión para así, al igual que en los casos anteriores, nos trasladen al menos de forma mental al lugar. Un ejemplo de esta opción es que si nos decantamos por un restaurante andaluz, deberemos incluir elementos como manteles de topos y guitarras españolas además de cajones de música que siempre darán un toque flamenco al lugar.

Desde hace unos años también se han puesto de moda locales en los que además de tomar unas consumiciones tranquilamente con nuestros amigos y familiares podemos disfrutar de nuestros deportes preferidos en pantallas gigantes con lo que conseguimos crear unos establecimientos de reunión social. Asimismo, en estos negocios suelen existir zonas en las que podemos disfrutar de billares, futbolines, canastas y, desde no hace demasiado tiempo, se han empezado a instalar también máquinas de apuestas deportivas para realizar en vivo.

Decoraciones para eventos especiales

En ocasiones especiales como navidad, fin de año o Halloween entre otras celebraciones se suele optar por realizar decoraciones especiales para atraer a un mayor número de clientes a los que podamos fidelizar y así añadirlos a nuestros habituales. En la localidad vasca de Eibar además de los que hemos mencionado anteriormente se desarrolla cada año un concurso de decoración por los carnavales, como recoge el Diario Vasco, y que además del trofeo conmemorativo lleva consigo un cheque por valor de 500 euros para el ganador. Además de las tradiciones más habituales de nuestro país, desde hace unos años y con la globalización hemos ido incorporando otras nuevas que llevan también una decoración añadida para celebrar el evento, es el caso concretamente de la Superbowl y es que son ya muchos los bares en nuestro país que la noche del domingo al lunes en la que se celebra abren sus puertas de forma excepcional para vivir el espectáculo de la final del fútbol americano.