La importancia de los baños en los restaurantes

20 junio, 2017
La importancia de los baños en los restaurantes

Salir a comer o a cenar a un restaurante puede ser una verdadera experiencia. De hecho, existen personas que se dedican a viajar por el mundo visitando los restaurantes más destacados de cada zona. No es nada fácil encontrar un restaurante que te encante, y si lo has encontrado, sabrás de la dedicación que tienen que poner los dueños para mantener su negocio.

Pero como todo en la vida, lo importante son los detalles, y hay muchos restaurantes en los que la cantidad de detalles te hacen sentir una experiencia gratificante. Eso es lo que yo llamo características inmateriales. También está la otra cara de la moneda, hay restaurantes que descuidan elementos de importancia que no te permiten sentirte cómodo en el restaurante.

En este artículo vamos a hablar de los baños en los restaurantes. Vamos a hablar un poco sobre los requisitos legales que debe tener todo baño (atentos a las advertencias que haremos sobre las diferentes regulaciones), así como de los pequeños detalles que a algunos se le pasan por alto, y a otros les hacen llorar de pena.

Empezaremos hablando de las características técnicas que todo baño ha de tener en un local de restauración. Pues bien, vamos a hacer una advertencia muy importante, ya que en cada localidad hay regulaciones diferentes, y por tanto habrá de mirarse el Plan General de Ordenación Urbana de cada municipio. Casi todos son muy parecidos y los datos que vamos a proporcionar pueden servir para el 90% de los municipios, pero siempre mejor asegurarse de que los datos coinciden para no llevarse sorpresas.

La cantidad de baños dependen del aforo del local, por tanto, hasta 50 personas de aforo se debe tener un lavabo y dos cabinas, de 51 a 150 personas se debe de tener dos lavabos y cuatro cabinas, y de 151 a 300 personas se debe tener 2 lavabos y 6 cabinas. Las cabinas son los espacios individuales donde se ubica el wáter.

Para la entrada al registro del wáter se debe acceder a través de un vestíbulo previo, a modo de entrada indirecta. Es importante destacar que cada cabina debe tener ventilación individualizada, que puede ser natural o forzada al exterior por un conducto hacia el exterior. Normalmente esto se consigue introduciendo extractores cenitales. Por último, es importante que, entre aire al recinto del wáter, por lo tanto, habrá que colocar rejillas en las puertas.

Los detalles en los baños marcan la diferencia

Lo que yo llamo pequeños detalles es una manera de decir que los baños tienen que estar limpios y preparados para el uso de los clientes. Ya sé que en los servicios largos como en banquetes o comuniones, los baños se van deteriorando del uso. Pero no puede ser que en días normales el baño no esté limpio, porque eso hace que los clientes no estén cómodos en nuestro negocio, y eso no lo queremos.

Dejando de lado el no poco importante tema de la limpieza, está el tema del diseño. El diseño de interior y la decoración es un arte, y no hay mucho que decir que una buena decoración atraerá a los clientes. La recepción, la sala del restaurante y los aseos son las zonas más importantes, y hay que prestar mucha atención a estos lugares.

Por ejemplo, en los baños uno de los elementos que más se desgasta es la tapa del wáter, debido a que suelen tener un uso intensivo. He llegado a ver como algunos restaurantes eliminaban las tapas del baño de hombres, esto no se puede hacer ya que da una imagen de que no se cuidan los espacios.

Además, hoy en día existen empresas como tapadelvater.com que ofrecen asientos de inodoro de todos los modelos de wáter, de hecho, puedes encontrar recambios de series descatalogadas. Estos asientos de inodoro encajan a la perfección sea del fabricante que sea, además de que se ofrecen diferentes acabados. Estos recambios encajarán perfectamente, ya que son 100% adaptables. Y en concreto esta empresa ofrece tapas de wáter decoradas y originales adaptables a cualquier inodoro.

En conclusión, no hay excusas para no tener baños agradables en los restaurantes.