Resistiendo contra viento y marea

30 Marzo, 2017
Resistiendo contra viento y marea

En España, el bar es como nuestra segunda casa, de hecho mucha gente pasa más tiempo en el bar, charlando con el atareado y paciente camarero o camarera, que en su propio hogar. Y es que se está tan bien en los bares, tomando cañas, picoteando y charlando… Ni la crisis acabó con nuestra más arraigada tradición. Aquí, todo se arregla en el bar. No importa de que se trate, política, religión o futbol, y eso sí, manifestar no nos manifestaremos, ni haremos nada por intentar cambiar las cosas de verdad, pero quejarnos de lo lindo sin dejar de soltar la caña… eso no nos lo quita nadie.

Que en este país nos gustan los bares, no lo pone en duda a nadie, y es que somos el país de la Unión Europea con mayor número de bares y restaurantes por habitante (1 por cada 175 personas). La cifra es escandalosa, cercana a los 280.000, más que en todo EEUU, y sigue subiendo, ya que según los datos, en España se abren alrededor de 50 bares cada día. La hostelería, por fin, ha superado la crisis.

Pero aunque no hayan cambiado nuestra atracción por los bares, lo que sí han cambiado, son nuestros hábitos alimenticios. El siglo XXI demanda comida saludable, libre de grasas, ecológica, productos éticos y libres de sufrimiento, superalimentos. Y aunque para muchas personas el pincho de tortilla sigue siendo el rey, cada día son más, las que optan por una nueva forma de tapeo más saludable: snacks veganos, encurtidos vegetales, verduritas a la plancha…Y es que quien no haya probado alguna vez una tortilla de patatas vegana a base de harina de garbanzo, de arroz o de noegg, por ejemplo, no sabe lo que se pierde, no tiene nada que envidiar a la convencional, y lo mejor, es que de esta forma evitamos el maltrato animal.

En este sentido, los pepinillos, las banderillas, las cebollitas, las alcaparras, los altramuces,  las berenjenas aliñadas, y todo ese tipo de encurtidos vegetales con vinagre, se presentan como una de las mejores alternativas a la tapa de toda la vida, ya que además de ser muy sanas, están muy rica y ayudan a tolerar el alcohol, que aunque las cañitas no son muy fuertes, siempre está bien acompañarlas con algo de comida, y si es salada, mejor. Personalmente, de los mejores que he probado son los de Aperitivos Sáiz, donde puedes comprar frutos secos online, conservas al por mayor, gominolas a granel y mucho más. Cuenta con una gran selección de los mejores encurtidos vegetales curados en vinagre, muy saluda les por su bajo contenido en grasa, que se sirven fríos y como tapas están para chuparse los dedos. Además, tiene frutos secos, y otros productos buenísimos para el aperitivo. Es tal la demanda que tiene esta tienda online, que han realizado una selección de productos muy solicitados en packs degustación, los packs fiestas, que también son más económicos que comprarlos por separado y son ideales para fechas especiales del año, como San Valentín, Halloween, Navidad… incluso permiten a los clientes hacer su propia selección.

El vermut, la nueva noche entre los mayores de 30

Casad@s, con hij@s, trabajadoras y trabajadores incansables, abogadas, informáticos, diseñadoras gráficas, publicistas, enfermeros y trabajadores sociales, médicas y farmacéuticas, albañiles, carteros y fontaneros, mujeres de negocios o actrices, madrugadores y madrugadoras, currantes y currantas, que poco tienen que ver con esos  noctámbul@s non stop que habían sido en el pasado. Son los mayores de 30, los antiguos reyes y reinas de la noche de los sábados. Hoy, han cambiado el cubata o el gin tonic por el Martini, el Petroni, el Cinzano o el Izaguirre. Y es que el vermut, que se alarga a la tarde, es la nueva noche entre esta generación.

Estos ya entraditos y entraditas en edad, no aguantan como antes las fiestas nocturnas, tienen responsabilidades o simplemente, poca pasta, y la mayoría, se han hecho más sanotes. Ahora van al gym, son runners o practicam yoga. Son vegetas, vegan@s o crudivegan@s. Son ecologistas, activistas o budistas.

Por eso cada vez son más los locales que cuentan con sesión vermut, para darle a sus clientes más veteran@s, la oportunidad de disfrutar de una buena fiesta de fin de semana, pero eso sí, de mañana.