Los chiringuitos con piscina, una alternativa a los chiringuitos en la playa

3 octubre, 2017
Los chiringuitos con piscina, una alternativa a los chiringuitos en la playa

A pesar de que el verano se está acabando, una gran parte de la sociedad está esperando a septiembre y octubre para cogerse las vacaciones. No hay que olvidar que a pesar de que las temperaturas bajan durante estos meses, en algunas partes de la geografía española el verano todavía perdura.

Las temperaturas cálidas del verano incitan a quedarse al cobijo de los aires acondicionados de las oficinas, esperando a que el frío llegue y se pueda salir a la calle sin derretirse. Además, no hay que olvidar que en muchas oficinas el trabajo disminuye de manera importante durante los meses de verano, dado que mucha gente se coge las vacaciones durante los meses de julio y agosto.

Cuando repunta el trabajo es en el mes de septiembre, mes que se hace especialmente duro para los trabajadores que ya han disfrutado de las vacaciones. Cogerse vacaciones durante este mes, o en octubre, puede librarte de varias situaciones incómodas en el trabajo. Y siempre puede aprovecharse los días libres para preparar a los hijos para empezar la escuela.

Pero en cualquier momento de las vacaciones, siempre hay un lugar que hay que visitar, los chiringuitos. Esos lugares sagrados en verano, que te quitan la sed y el hambre ya estés en la costa o en una piscina. Hoy vamos a hablar de los chiringuitos, en concreto de aquellos chiringuitos que hay en algunas ciudades y que disponen de piscina.

Los chiringuitos con piscina

Normalmente, asociamos los chiringuitos a los bares de playa, ya que son los más conocidos. Pero no se tiene en cuenta que existen personas a las que no les gusta la playa. No está de más recordar que hay dos tipos de persona, aquellos que adoran la playa, y los otros que odian la playa.

La playa tiene algunas desventajas, por ejemplo, la arena, que puede ser un verdadero quebradero de cabeza para mucha gente, y en concreto para los dueños de los coches. Se mete por todos lados, y la arrastras allá por dónde vas. También está el tema de las aglomeraciones, los robos o incluso las personas que te tiran arena cuando estás tomando el sol.

Por eso los chiringuitos con piscina se han vuelto tan populares, ya que tienen todo lo bueno de los chiringuitos de playa sin los problemas de la playa. En estos chiringuitos no hay arena, las sombras abundan, hay mucha más intimidad y se pueden disfrutar estés o no en la playa. Por todos estos motivos los chiringuitos con piscina se han vuelto tan populares.

Aunque para estar a gusto en este tipo de chiringuitos tienen que haber algunas condiciones mínimas. En primer lugar, los chiringuitos con piscina tienen que tener una parte para tomar el sol, y otra dedicada al ocio. Esto es así porque debe de haber una zona en la que predomine la fiesta, y otra en la que se pueda descansar.

En segundo lugar, el cuidado de la piscina es un punto muy importante, dado que el mal estado de la misma puede provocar daños. Por ejemplo, un azulejo roto puede provocar un corte, y una escalera en mal estado puede hacer que haya golpes no deseados. Por eso es importante que antes de la temporada de baño se compruebe el estado de la misma.

Y para esto no hay nadie mejor que contratar con empresas especialistas en el mantenimiento y renovación de piscinas. Un ejemplo de empresas especialistas en renovación es Piscinas DTP, que gracias a sus revestimientos en poliéster reforzado con fibra de vidrio, dan vida a las piscinas que parecían muertas.

En conclusión, no hay que desaprovechar las oportunidades que nos ofrecen los chiringuitos con piscina, ya que no te hace falta irte a la playa para disfrutar de las experiencias que ofrecen los chiringuitos.