Toldos y cerramientos de cristal

5 abril, 2018
Toldos y cerramientos de cristal

Poco a poco, y aunque parezca una ironía teniendo en cuenta el lluvioso y borrascoso tiempo que nos acompaña desde hace ya varios meses en España, el buen tiempo se va aproximando hasta nuestros pueblos y ciudades. Está siendo un invierno muy duro en cuanto a lo climatológico y es eso lo que ha hecho duro, a su vez, el invierno para muchas empresas. Las que más lo han notado, evidentemente, han sido todas aquellas que se dedican, de un modo u otro, al negocio de la hostelería.

España ha sido un país que, tradicionalmente, ha apostado por negocios como estos. Tenemos una de las densidades más altas del mundo en cuanto a número de habitantes por bar, y eso es precisamente lo que llama la atención de los turistas en un buen número de casos. Es necesario acompañar al buen clima que suele acompañarnos con tapas, terrazas y días en familia o con los amigos para el recuerdo. Y es eso lo que precisamente buscan los bares que sientan sus clientes.

Sin embargo, y como veníamos diciendo, los últimos meses están siendo bastante negros en este aspecto. Basta con mirar el parte meteorológico después de cada informativo en televisión para darnos cuenta de ello. En algunos lugares de nuestro país lleva lloviendo prácticamente sin parar durante más de un mes, algo de lo que ya advertían algunos medios como eltiempo.es antes de que llegara el invierno.

Ahora llega la Semana Santa, uno de los momentos de más trabajo para los hosteleros de todo el año. Aunque no se prevé un tiempo demasiado apetecible para salir y tomar algo fuera de casa, lo cierto es que lo que va tocando es que las nubes desaparezcan y el sol salga, al menos, en Jueves Santo, Viernes Santo o Sábado Santo. Eso aliviaría la economía de muchos establecimientos hosteleros en España. Pero habrá que esperar (y rezar, los que sean creyentes) para que eso se produzca.

Por lo pronto, lo que sí es seguro es que durante el mes de abril el tiempo va a ir a mejor. Por eso es imprescindible que los bares comiencen a pensar ya en lo que va a ser su campaña de primavera-verano, una campaña que suele estar ligada de manera inexorable a montar una terraza. Para hacerlo de tal modo que los clientes se sientan atraídos por la instalación es estrictamente necesario que el lugar sea espacioso, sí, pero también que cuente con un toldo que les evite recibir el contacto directo del sol. Un toldo al que Rolltec le permitirá tener acceso.

Un cerramiento, otra opción de lo más interesante

Un toldo no es la única opción apetecible para la terraza de un bar. Las opciones son tantas como situaciones nos podamos imaginar. Una de las más recomendadas por todos aquellos que trabajan en un sector como el de la hostelería es llevar a cabo un cerramiento, lo cual guarda una especial importancia sobre todo para los meses de invierno y los meses que, como marzo o abril, pueden traer problemas en forma de lluvias.

Desde que entrara en vigor la Ley antitabaco, son muchos los bares y también los restaurantes que han decidido poner una terraza permanente en el exterior de su local para que todos aquellos que decidieran fumar tuvieran un espacio habilitado para poder hacerlo. Para eso, tuvieron que llevar a cabo la instalación de una especie de carpa que en muchos casos es de plástico. ¿Cuál ha sido el problema? Que a los clientes que desean cenar dentro de esa carpa les entra frío en noches como las que se vienen viviendo en el país durante los últimos meses. El plástico es un mal aislante en ese sentido y apostar por el cristal para este tipo de espacios se erige como la mejor solución posible. Rolltec es, también para este asunto, una elección de lo más adecuada.

Desde siempre hemos concebido el de la hostelería como un duro negocio. Pero es un negocio necesario y que mueve buena parte del Producto Interior Bruto español a lo largo del año. A los españoles nos gusta (y nos seguirá gustando, a buen seguro) salir a tomar un café, una tapa o una caña a nuestro bar (o bares) de confianza y es por eso por lo que los hosteleros deben procurar que sus instalaciones dispongan de todo lo necesario para hacer posible esos momentos. Conseguirlo hará posible que, en este sector, siga habiendo éxito y futuro.