Los platos más caros del mundo

30 junio, 2016
Los platos más caros del mundo

El gastronómico es un sector en el que podemos disfrutar de unos platos exquisitos con unos precios ajustados según al restaurante al que vayamos, pero al igual que en otros sectores, también existe un selecto mercado de lujo en el que los precios de los platos se leen en miles de euros y en el que muy pocos pueden llegar a pagar. Y es que aunque os suene como una locura, en la actualidad podemos encontrar en el mercado platos de lujo como cupcakes por los que se llegan a pagar 750 dólares, pizzas por dos mil y hamburguesas por cinco mil dólares, que al cambio son unos pocos euros menos, pero sin mucha diferencia. Una cosa es cierta, y es que si hay quien los venda, es porque hay quien los consume.

Para los que vivimos con lo justo, raramente compramos un cupcake por ejemplo que pase de cinco euros, y si acaso gastamos un poco más si somos veganos, pero seguro que lo disfrutamos igualmente. Por otra parte no sé si seríamos capaces de digerir uno sin sentirnos culpables tras pagar 750 euros así como saborear una hamburguesa de la que su precio equivalga al de un vehículo de segunda mano sin creer que somos unos grandes derrochadores. Pero como os comentábamos antes, en este mundo hay gente dispuesta a pagar miles de euros por un plato de comida, aunque éste no nos traiga garantía de ser un exquisito manjar digno del precio que pagaremos por él.

shutterstock_445586140reducida

Paladar Gourtmet

A continuación os presentaremos algunos de estos platos de lujo:

  • En la isla de Malta se vende durante la temporada de trufas una pizza que cuesta aproximadamente 2.300 euros. Está hecha con trufas blancas y oro comestible, y aunque no aparece en el libro de Récords Guinness, es considerada la pizza más cara del mundo. En Nueva York, Nino’s Bellisima Pizzería ofrece una pizza por 1.000 dólares que contiene seis diferentes tipos de caviar que harán las delicias de quien pueda probarla.
  • En Las Vegas se vende un cupcake por 730 euros, y es que como en Las Vegas todo es opulencia y extravagancia, la tienda Sweet Surrender ofrece un cupcake llamado Decadence D’Or por este precio. Este postre está hecho de un frijol venezolano único, caviar y oro comestible.
  • En un exclusivo hotel de Inglaterra se vende un pudding llamado Ouch Pudding valorado en unos 35 mil dólares y que entre sus ingredientes contiene diamantes, oro comestible, champán y caviar. El único cliente que lo compró hasta la fecha es un millonario que, según los rumores, lo hizo tras ser abandonado por su novia para paliar las penas.
  • Volvemos a Norteamérica y es que allí se vende una hamburguesa exclusiva, la llamada Fleur Burger, que cuesta 5.000 dólares, y se puede comprar en el restaurante Fleur, en Las Vegas. Quienes la pidan para degustar recibirán en su domicilio una serie de vinos especiales como muestra de agradecimiento.
  • El último que os proponemos es un postre, pero no un postre cualquiera, y es que está valorado en unos 3,95 millones de dólares, precio por el que podríamos comprar una mansión. El postre, del que su ingrediente principal son las fresas y que se vende en el restaurante Arnaud de New Orleans, incluye un diamante rosado y champán. Hasta el momento no ha sido muy exitoso a la hora de venderse, y es que su desorbitado precio lo hace prohibitivo hasta para los más ricos.

Para los que nos manejamos en presupuestos más ajustados pero de cuando en vez nos gusta darnos un capricho, podemos encontrar productos selectos en webs especializadas como la que hoy os recomendamos, Marinefood, donde la calidad y el precio son un punto a favor para que en las ocasiones especiales usemos productos de alta cocina como caviar o langostinos.