Los trucos del tomate

13 febrero, 2019
Los trucos del tomate

Si hay un alimento que más juego puede dar ese es el tomate. “Guate, aquí hay tomate”, decía un famoso anuncio de hace años, no confundir con el famoso programa de Telecinco. Y la verdad es que llevaba razón porque el tomate es uno de los productos que más se puede hacer. Os vamos a dar una serie de trucos y consejos pero antes vamos a hacer un poco de historia.

Historia

El tomate (jitomate o tomatera), cuyo nombre científico es “Lycopersicon escultelum”, es una fruta, perteneciente a la familia de las solanáceas. Hoy día se cultiva y consume en todo el mundo, tanto fresco como procesado (purés, zumos, enlatados, frito, deshidratados…), pero el tomate o llegó a Europa hasta el descubrimiento de América y los viajes de ultramar de los conquistadores españoles. Y es que el origen del tomate es americano.

Como curiosidad, al principio se pensaba que era una planta venenosa por la presencia de tomatina, un alcaloide que se encuentra en sus hojas y frutos inmaduros. Así que inicialmente sólo se usaba como planta ornamental.  Afortunadamente para nosotros eso fue cambiando en el siglo XVIII, cuando se incorporó como un ingrediente culinario más.  Y un ingrediente que nos da mucho juego.

Reutilizable

Del tomate se aprovecha hasta los andares, parafraseando al famoso cerdo, con la hortaliza también se puede hacer. Una manera muy sencilla para utilizar los tomates que se han quedado un poco pasado es hacer una pizza. Te recomendamos utilizar como base el pan de naan, típico de la cocina hindú y muy fácil de elaborar en casa.

También puede elaborar un gazpacho. Solo tienes que triturar los tomates, extraer su jugo mediante un colador mezclarlo con el resto de ingredientes. Otra opción es elaborar una salsa de tomate, que sirve para acompañar cualquier plato, como por ejemplo un plato de arroz o de pasta.

Beneficios del tomate

El tomate es rico en vitaminas y minerales: esta hortaliza aporta vitamina C, un potente antioxidante natural, además de vitamina A, K, hierro y potasio.

El tomate protege la vista: contiene vitamina A, la cual ayuda a proteger nuestros ojos de enfermedades degenerativas o ceguera nocturna. La vitamina A mejora nuestra visión.

El tomate mejora la circulación sanguínea: otra de las propiedades del tomate es que contiene hierro, un mineral muy saludable para el buen estado de nuestra sangre, así como vitamina K, que ayuda a controlar la coagulación de la misma. Al ayudar en la mejora de la circulación sanguínea, el tomate protege la salud frente a problemas como el infarto de miocardio y cardiovasculares.

Hida Alimentación, una empresa de toda la vida de fabricación de tomates, recomiendan tomar 200 gramos de tomate, ya que cubre el 80% de las necesidades diarias de vitamina C, el 27% de las de vitamina A y el 13% de la vitamina E. Y lo bueno es que lo puedes hacer de mil maneras, con frito casero, con relleno de empanadillas, en salsas caseras para pastas y otras conservas vegetales que hacen nuestra vida un poco más sencilla.

Quitar la mancha

El tomate está tan bueno que a veces no olvidamos de que también mancha. Por eso te vamos a dar una serie de trucos. Si quieres eliminarlo de una prenda de algodón, lo que tienes que hacer es retirar los restos con un papel absorbente de cocina, se moja al chorro de agua fría y se deja en remojo con agua y jabón líquido. Pasada de media a una hora se saca, se aclara bien con agua caliente y estará limpio. Para retirarlo de los tejidos sintéticos lo primero es retirar los restos con un papel de cocina absorbente para, después, frotarla con un trapo blanco empapado en jugo de limón, agua con unas gotas de amoníaco o vinagre blanco.

En España podemos estar bien orgullosos de contar con empresas que hacen del tomate todo un arte. En la actualidad, el tomate es uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo y, pese a su temporalidad ligada al verano (es una planta de clima cálido), el cultivo en invernaderos y la elaboración de conservas permite que se encuentre disponible todo el año.