Qué otras cosas (y no siempre de comer) te puedes encontrar en un bar

19 diciembre, 2014
Qué otras cosas (y no siempre de comer) te puedes encontrar en un bar

Hoy, lejos de las recetas o de los mejores de lugares de tapas que hay por España o para comer de plato, queremos hablaros de las curiosidades de la hostelería, de las aquellas cosas que no tienen nada que ver con la comida o la bebida y que te puedes encontrar en un bar cuando menos te lo esperas. Un tema diferente para ver el punto más divertido de nuestros establecimientos.

Por ejemplo, una de las posibilidades de un bar, en lugar de ir a consumir y a gastarnos los cuartos, es ganar dinero allí. Se trata de una tradición muy española la de instalar máquinas tragaperras en los locales. Son todo un negocio para los dueños, aunque algunas veces les dan más de un disgusto, ya que son un reclamo también para los amigos de lo ajeno, que buscan llevarse la recaudación.

Los productos higiénicos o eróticos son otro de los puntos a explotar por muchos locales, especialmente por aquellos dedicados al mundo de la noche. ¿A quién no le ha pasado aquello de salir de fiesta y encontrar el amor donde menos lo esperaba y no ir perfectamente equipado? Esto en las discotecas y en los pubs pasa mucho, ya que la gente está más animada, en un ambiente festivo que tienda a la socialización. Los dueños lo saben, así que poner preservativos a la venta o hasta braguitas no es nada raro, y muy socorrido para el cliente. Normalmente este tipo de productos son suministrados por empresas como Comercial Apra, que se dedican a la distribución al por mayor de artículos eróticos, higiénicos y de estanco. En el caso de Apra, cuentan incluso con una tienda online para facilitarle la labor a los hosteleros con un amplio catálogo de productos con los precios más competitivos, desde preservativos a granel, toallas y sábanas desechables, esponjas vaginales, lubricantes y una gran diversidad de artículos relacionados que se pueden comprar de forma segura, confidencial y rápida en 24 horas.

comercialapra

Los condones son una de las fuentes de ingresos de muchos bares de actividad nocturna.

Otra de las modalidades de ir a buscar dinero al bar, como decíamos al principio, es la relacionada con la suerte. Muchos son los hosteleros que se dedican, como vemos en el anuncio de la lotería de Navidad de este año, a vender décimos. Pero no solamente eso, sino que a veces el bar es el sitio en el que podemos echar también las quinielas, el euromillones y cualquier otro tipo de sorteo de las Loterías del Estado. Lo bueno de esto es que no cierra en domingo, como sí ocurre con las administraciones.

Los bares son también, en muchas ocasiones, quioscos. Esto ocurre especialmente en los pueblos, en aquellos donde hay poco comercio pero es conveniente tener un lugar donde poder comprar la prensa. Al igual que ocurre con las gasolineras, los bares suelen ser ese punto de encuentro donde encontrar todo esto. También en los pueblos, curiosamente, podemos toparnos con carteles en estos establecimientos que nos anuncian la venta de productos de la zona, desde patatas hasta leña.

Aunque ahora cada vez tienen menos flujo de negocio en este sentido, antes era muy común encontrarse en los bares expositores donde comprar las últimas novedades musicales para proseguir animados nuestro camino con el coche. Desde las míticas casetes hasta lo más modernos discos compactos. Desgraciadamente los precios y la piratería han hecho mucho daño a esto y ya casi no se ven.

Las rifas, y ahora que llega la Navidad están más presentes, son también una genial forma de aumentar la caja. Tienen que ver con los sorteos que se llevan a cabo en el bar, desde cestas de Navidad hasta jamones. El truco está en vender papeletas baratas para el sorteo por un precio mayor de lo que nos hemos gastado en comprar el regalo que se va a rifar entre los portadores de las papeletas.

Como veis, uno no siempre entra al bar a tomarse un refresco, sino que hay muchas más razones por las que no debemos dejar nunca de visitar estos establecimientos tan típicos en España.

Deja un comentario