Toldos y cerramientos de cristal

Poco a poco, y aunque parezca una ironía teniendo en cuenta el lluvioso y borrascoso tiempo que nos acompaña desde hace ya varios meses en España, el buen tiempo se va aproximando hasta nuestros pueblos y ciudades. Está siendo un invierno muy duro en cuanto a lo climatológico y es eso lo que ha hecho duro, a su vez, el invierno para muchas empresas. Las que más lo han notado, evidentemente, han sido todas aquellas que se dedican, de un modo u otro, al negocio de la hostelería.

España ha sido un país que, tradicionalmente, ha apostado por negocios como estos. Tenemos una de las densidades más altas del mundo en cuanto a número de habitantes por bar, y eso es precisamente lo que llama la atención de los turistas en un buen número de casos. Es necesario acompañar al buen clima que suele acompañarnos con tapas, terrazas y días en familia o con los amigos para el recuerdo. Y es eso lo que precisamente buscan los bares que sientan sus clientes.

Sin embargo, y como veníamos diciendo, los últimos meses están siendo bastante negros en este aspecto. Basta con mirar el parte meteorológico después de cada informativo en televisión para darnos cuenta de ello. En algunos lugares de nuestro país lleva lloviendo prácticamente sin parar durante más de un mes, algo de lo que ya advertían algunos medios como eltiempo.es antes de que llegara el invierno.

Ahora llega la Semana Santa, uno de los momentos de más trabajo para los hosteleros de todo el año. Aunque no se prevé un tiempo demasiado apetecible para salir y tomar algo fuera de casa, lo cierto es que lo que va tocando es que las nubes desaparezcan y el sol salga, al menos, en Jueves Santo, Viernes Santo o Sábado Santo. Eso aliviaría la economía de muchos establecimientos hosteleros en España. Pero habrá que esperar (y rezar, los que sean creyentes) para que eso se produzca.

Por lo pronto, lo que sí es seguro es que durante el mes de abril el tiempo va a ir a mejor. Por eso es imprescindible que los bares comiencen a pensar ya en lo que va a ser su campaña de primavera-verano, una campaña que suele estar ligada de manera inexorable a montar una terraza. Para hacerlo de tal modo que los clientes se sientan atraídos por la instalación es estrictamente necesario que el lugar sea espacioso, sí, pero también que cuente con un toldo que les evite recibir el contacto directo del sol. Un toldo al que Rolltec le permitirá tener acceso.

Un cerramiento, otra opción de lo más interesante

Un toldo no es la única opción apetecible para la terraza de un bar. Las opciones son tantas como situaciones nos podamos imaginar. Una de las más recomendadas por todos aquellos que trabajan en un sector como el de la hostelería es llevar a cabo un cerramiento, lo cual guarda una especial importancia sobre todo para los meses de invierno y los meses que, como marzo o abril, pueden traer problemas en forma de lluvias.

Desde que entrara en vigor la Ley antitabaco, son muchos los bares y también los restaurantes que han decidido poner una terraza permanente en el exterior de su local para que todos aquellos que decidieran fumar tuvieran un espacio habilitado para poder hacerlo. Para eso, tuvieron que llevar a cabo la instalación de una especie de carpa que en muchos casos es de plástico. ¿Cuál ha sido el problema? Que a los clientes que desean cenar dentro de esa carpa les entra frío en noches como las que se vienen viviendo en el país durante los últimos meses. El plástico es un mal aislante en ese sentido y apostar por el cristal para este tipo de espacios se erige como la mejor solución posible. Rolltec es, también para este asunto, una elección de lo más adecuada.

Desde siempre hemos concebido el de la hostelería como un duro negocio. Pero es un negocio necesario y que mueve buena parte del Producto Interior Bruto español a lo largo del año. A los españoles nos gusta (y nos seguirá gustando, a buen seguro) salir a tomar un café, una tapa o una caña a nuestro bar (o bares) de confianza y es por eso por lo que los hosteleros deben procurar que sus instalaciones dispongan de todo lo necesario para hacer posible esos momentos. Conseguirlo hará posible que, en este sector, siga habiendo éxito y futuro.

Mas artículos

Dale una oportunidad a la leche condensada y verás los múltiples usos que tiene

Nuestro país es conocido internacionalmente por nuestra cultura, por nuestros monumentos, pero, sobre todo, por nuestra gastronomía y es que en España si de algo podemos presumir es por la cantidad de alimentos que tenemos, por lo bien que los producimos, por lo mejor que los sabemos usar y por nuestras excelentes combinaciones. No en vano, muchos países se fijan en nuestros productos para hacer sus manjares tradicionales y es que la calidad de los alimentos españoles es realmente importante. En este sentido, nuestro máximo exponente es la dieta mediterránea la cual aconsejan la inmensa mayoría de los médicos por su idoneidad para ganar en calidad de vida.

Máquinas que no pueden faltar en una empresa de restauración

Una empresa de hostelería no es encender la cafetera, ponerlo en una taza y cobrar el 1,50 euros. Es mucho más. Detrás de la restauración hay mucho trabajo, muchas cuentas y muchas horas de sacrificio. Por eso, ahora que lo están pasando muy mal con la pandemia y las medidas injustas llevadas a cabo por algunas comunidades autónomas, es el momento de conocer un poco más la forma de trabajar de estas empresas.

Lo que no puede faltar en un bar de copas

No corren buenos tiempos para los bares de copas. Estos lugares míticos, testigos de cientos y cientos de aventuras, se han convertido para los políticos en la cabeza de turco de toda la pandemia del coronavirus. La mayoría de las medidas que se toman desde las administraciones son para acusarles de ser los grandes propagadores del virus. Es curioso que los trenes y metros llenos no contagian. O que los colegios o los centros comerciales, atiborrados, tampoco. Nosotros queremos lanzar un canto de esperanza para estos lugares. Decirles que estamos con ellos y asegurarles de que pronto pasará todo esto y podremos estar más juntos que nunca. De momento queremos ayudarte y asesorarte en lo que no puede faltar en un bar de copas. Son tiempos de zozobra, pero pronto los bares volverán a ser lo que eran antes.

Muebles que no pueden faltar en un negocio de hostelería

Cuando un ‘loco’ se decide a poner en marcha un negocio de hostelería tiene que tener en cuenta muchos aspectos. Por supuesto, si es gastronómico, la calidad de la comida es lo primero. Pero hay muchos detalles más que son los que marcan la diferencia. Estamos hablando de la profesionalidad de los empleados, del sitio donde está emplazado, del público al que nos vamos a dirigir…pero también en la inmobiliaria que vamos a poner en nuestro negocio.

Normas básicas de higiene en un restaurante

Dedicarse a la hostelería y ser capaz de dirigir un negocio rentable tiene sus satisfacciones, pero también sus dificultades. Más allá de ser capaces de mantenerse entre la gran oferta que hay disponible en nuestro país, éste es un tipo de negocio muy serio que conlleva unas responsabilidades que hay que cumplir a rajatabla, ya que la función principal que llevamos a cabo es servir comidas, por lo tanto, vamos a manipular alimentos que luego van a ser consumidos por nuestros clientes.