España es un país donde la tradición y la costumbre son imagen de marca

28 marzo, 2019
España es un país donde la tradición y la costumbre son imagen de marca

Cada vez que llegamos los españoles a Reino Unido, lo primero que más nos sorprende es que a las cinco de la tarde se para el país para tomar un buen té y es que para ellos, esa es su forma de vida, una costumbre y una tradición que les han ido inculcando desde pequeños y que guardarán hasta el final de sus días y se transmitirá de generación en generación. Sin embargo, aunque a nosotros eso nos choque, a los foráneos que llegan a nuestro país también les choca nuestra costumbre y nuestra tradición y es que los españoles hacemos vida en torno a las barras de los bares. Estos son nuestros lugares de esparcimiento por excelencia y donde pasamos un buen puñado de horas al cabo del año. Como decimos, una tradición y una costumbre muy arraigada a nuestro ser y de la que os vamos a ir desgranando algunas de las curiosidades que, aunque para nosotros son de lo más común, lo cierto es que para todo aquel que llega de fuera resultan más que llamativas, puesto que, como decimos, pasamos bastantes horas en los locales.

Una de las costumbres más clásicas que tenemos todos los españoles es la de ir jugar un partido de fútbol con los amigos el domingo por la mañana y es que después de una semana de trabajo, no hay nada mejor que relajarnos en compañía de nuestra pandilla de amigos en torno a un balón de fútbol. Tras el partido llega el clásico de verdad que es el momento en el que cambiamos el césped por la comodidad de la barra del bar. Siempre acudimos a nuestro local de confianza donde ya nos espera el camarero con una cervecita bien fresquita o, dependiendo de la hora, un buen vermut. Esta moda, la del vermut se está extendiendo con gran rapidez por los bares de la capital madrileña, tanto que ya existen listas de los mejores locales que podemos encontrar para degustar esta bebida. Además, como por costumbre siempre acudimos al mismo establecimiento, Marians sport se acabó convirtiendo en el patrocinador principal de nuestra pandilla de fútbol para disputar alguna de las ligas locales que existan.

Otra de las costumbres más arraigadas que tenemos y que más choca a los foráneos es la de las rondas y es que en España nunca se llevó lo de pagar cada uno su consumición, sino que cada persona paga una ronda completa, de tal forma que, dependiendo del tamaño de la pandilla, el que pague un día, quizá no vuelva a tener que pagar hasta semanas después y es que da igual que se pague hoy una consumición y la semana que viene otra o por el contrario se pague una ronda completa y ya no se vuelva a pagar hasta que toque, pero lo cierto es que la propiamente española es la de la ronda.

Quedar para ver el fútbol es otra de las tradiciones más típicas de nuestro país y es que no importa que estemos pagando una gran cantidad de dinero al mes por tener el fútbol en la tele de nuestra casa y es que por costumbre siempre acabaremos bajando al bar. Allí podemos gritar, reír, celebrar los goles con amigos, vecinos e incluso desconocidos y es que a todos los españoles nos gusta disfrutar de un partido en compañía para poder comentar las jugadas en los descansos y al finalizar el encuentro.

El café, la costumbre por excelencia de nuestro país

Si hay una costumbre que es propia de nuestro país esa es la de tomar café. No importa cual sea nuestra profesión ni nuestro horario y es que siempre, a mitad de jornada haremos un pequeño descanso para salir a tomar el café con los compañeros o simplemente para desconectar. Además, esta misma costumbre también se suele expandir a antes de entrar al puesto de trabajo y es que no hay nada más placentero que poder desayunar de cafetería leyendo la prensa cada mañana. Asimismo, a partir de media tarde también es habitual salir a tomar un café o una caña con los amigos antes de irse para casa a cenar.