Los niños y las frutas

Las frutas es un tipo de alimento básico en toda dieta. Sus aportes en nutrientes, especialmente en vitaminas y fibras, las hacen idóneas para todo tipo de situación. Además, estudios recientes han comprobado que el consumo de fruta junto con otros hábitos saludables favorecen el rendimiento escolar.

Sin embargo, hay personas que desde pequeños sienten rechazo a las frutas. Un truco para evitarlo es intentar que desde pequeños se acostumbren a comer frutas. Lo principal es que sepan diferenciarlas para así mostrar sus preferencias por unas y otras. Quizá una fruta determinada le guste mucho y otra no tanto, por lo que si saben pedirla ya es un paso importante. ¿Cómo hacer que conozcan los tipos de fruta? Aquí un par de juegos infantiles:

-Hacer series de fruta:

Cogiendo fruta real o dibujada en fichas de cartulina, se establece una serie o patrón con frutas. Por ejemplo naranja-plátano-naranja. El niño debe continuar la serie (habría que colocar a continuación un plátano). Este juego admite diferentes niveles según el número de frutas, por ejemplo puede proponerse como patrón plátano-plátano-plátano y continuar con otra fruta, o hacerlo más complejo con combinaciones, como por ejemplo plátano-naranja-manzana-plátano…  Además con esta actividad se consigue un doble objetivo porque permite a los niños conocer nombres de frutas nuevas por un lado y aprender a reconocer y realizar patrones por otro.

-Adivinanzas:

Se realiza la descripción de una fruta sin decir su nombre, a través de sus características físicas, por ejemplo decir el color, la forma, si tiene un olor fuerte o si tiene un efecto particular… por ejemplo: es redonda, verde, sirve para tener los dientes blancos. Al final quien más acierte puede comerse la fruta que haya acertado, con lo cual se fomenta el consumo de la fruta como algo positivo (con un premio en este caso del juego).

Estos juegos además nos dan la oportunidad de conocer el progreso y desarrollo intelectual de nuestros hijos. Si notamos que tiene especiales dificultades para nombrar las frutas, le cuesta recordar o no quiere participar en los juegos en grupo, y que estas conductas no se ajustan a la edad que tiene, sería recomendable contactar con profesionales para detectar posibles trastornos del lenguaje. Por ejemplo la logopeda Elisa Martínez, establecida en Valencia, se dedica al tratamiento de las diferentes patologías del habla, que son aquellas que dificultan la expresión lingüística oral del sujeto( problemas de articulación y/o pronunciación) ; trastornos infantiles del lenguaje son aquellas alteraciones que afectan a las reglas gramaticales, a la de sintaxis, a las semánticas, etc. y que puede afectar tanto al lenguaje expresivo como el lenguaje comprensivo de la persona , y también trabaja las dificultades de los pequeños en el aprendizaje de la lectura y la escritura, puesto que hay niños que niños que en momentos puntuales les resulta especialmente complicado adquirir algunos de los contenidos previstos en la etapa infantil y escolar.

De modo que los niños cuando son pequeños deben estar en el punto de mira tanto a la hora de comer como a la hora de preocuparnos que responden correctamente a nuestras enseñanzas en vocabulario y comunicación.

Mas artículos

Dale una oportunidad a la leche condensada y verás los múltiples usos que tiene

Nuestro país es conocido internacionalmente por nuestra cultura, por nuestros monumentos, pero, sobre todo, por nuestra gastronomía y es que en España si de algo podemos presumir es por la cantidad de alimentos que tenemos, por lo bien que los producimos, por lo mejor que los sabemos usar y por nuestras excelentes combinaciones. No en vano, muchos países se fijan en nuestros productos para hacer sus manjares tradicionales y es que la calidad de los alimentos españoles es realmente importante. En este sentido, nuestro máximo exponente es la dieta mediterránea la cual aconsejan la inmensa mayoría de los médicos por su idoneidad para ganar en calidad de vida.

Máquinas que no pueden faltar en una empresa de restauración

Una empresa de hostelería no es encender la cafetera, ponerlo en una taza y cobrar el 1,50 euros. Es mucho más. Detrás de la restauración hay mucho trabajo, muchas cuentas y muchas horas de sacrificio. Por eso, ahora que lo están pasando muy mal con la pandemia y las medidas injustas llevadas a cabo por algunas comunidades autónomas, es el momento de conocer un poco más la forma de trabajar de estas empresas.

Lo que no puede faltar en un bar de copas

No corren buenos tiempos para los bares de copas. Estos lugares míticos, testigos de cientos y cientos de aventuras, se han convertido para los políticos en la cabeza de turco de toda la pandemia del coronavirus. La mayoría de las medidas que se toman desde las administraciones son para acusarles de ser los grandes propagadores del virus. Es curioso que los trenes y metros llenos no contagian. O que los colegios o los centros comerciales, atiborrados, tampoco. Nosotros queremos lanzar un canto de esperanza para estos lugares. Decirles que estamos con ellos y asegurarles de que pronto pasará todo esto y podremos estar más juntos que nunca. De momento queremos ayudarte y asesorarte en lo que no puede faltar en un bar de copas. Son tiempos de zozobra, pero pronto los bares volverán a ser lo que eran antes.

Muebles que no pueden faltar en un negocio de hostelería

Cuando un ‘loco’ se decide a poner en marcha un negocio de hostelería tiene que tener en cuenta muchos aspectos. Por supuesto, si es gastronómico, la calidad de la comida es lo primero. Pero hay muchos detalles más que son los que marcan la diferencia. Estamos hablando de la profesionalidad de los empleados, del sitio donde está emplazado, del público al que nos vamos a dirigir…pero también en la inmobiliaria que vamos a poner en nuestro negocio.

Normas básicas de higiene en un restaurante

Dedicarse a la hostelería y ser capaz de dirigir un negocio rentable tiene sus satisfacciones, pero también sus dificultades. Más allá de ser capaces de mantenerse entre la gran oferta que hay disponible en nuestro país, éste es un tipo de negocio muy serio que conlleva unas responsabilidades que hay que cumplir a rajatabla, ya que la función principal que llevamos a cabo es servir comidas, por lo tanto, vamos a manipular alimentos que luego van a ser consumidos por nuestros clientes.