Técnicas revolucionarias de limpieza para los establecimientos de restauración

Tierra Tech

La tecnología está llegando a todos los aspectos de nuestra vida, desde los más cotidianos hasta los más profesionalizados. Y el mundo de la restauración no es ajeno a este cambio. Donde antes veíamos a camareros tomando nota de las comandas con libreta y bolígrafo, ahora llevan agendas electrónicas donde marcan los platos con un puntero. Incluso los menús están pasando ya de verse a papel a poder disfrutarse en tabletas, donde interactivamente podemos saber más acerca de los ingredientes o sobre cómo están cocinando.

La limpieza, que es clave especialmente dentro del sector de la hostelería porque influye mucho en que los clientes repitan o simplemente entre al restaurante, ha cambiado también. En este artículo queremos presentar a los dueños de establecimientos de restauración lo último en este ámbito para que puedan aplicarlo a sus locales. Se trata de la limpieza por ultrasonidos como la que ofrece la empresa Tierra Tech, que nos aporta rapidez y una mayor uniformidad y eficacia en este tipo de labores.

La limpieza por ultrasonidos se basa en el principio de ondas de alta frecuencia (a partir de 20 KHz) producidas en el líquido en el que las piezas se sumergen. La naturaleza de la energía ultrasónica proporciona el empuje físico requerido para romper los enlaces mecánicos e iónicos que establecen las partículas muy pequeñas alojadas en la superficie.

¿Por qué podemos decir que se trata de un gran avance? Pues simplemente porque debido a la frecuencia de trabajo y a la densidad del líquido, se forman continuas depresiones y sobrepresiones que aparecen y desaparecen en cuestión de microsegundos en el líquido, haciendo implosionar la molécula de agua, aproximadamente 40.000 veces por segundo, produciendo un microcepillado que actúa alrededor de cualquier elemento que se introduzca. Este efecto recibe el nombre de cavitación ultrasónica, y con él se consigue eliminar la suciedad de la superficie de las piezas sumergidas incluso en los puntos de más difícil acceso. Asimismo, una máquina de limpieza por ultrasonidos puede alcanzar las áreas internas que no son accesibles con otros medios de limpieza.

Si queremos tener nuestro restaurante y todos los elementos que lo conforman perfectamente limpios, desde las persianas hasta las grandes cacerolas, esta es una gran opción. Como decíamos antes, no podemos obviar que muchos clientes se sienten atraídos también por la limpieza de un local. Si la comida está buena pero la suciedad nos hace desconfiar de que la estén cocinando de forma higiénica, evitaremos por todos los medios entrar a ese restaurante por mucho que nos lo hayan recomendado. El ejemplo más claro de esto lo tenemos en cómo nos echa para atrás encontrarnos unos cubiertos sucios o una copa con una mancha de carmín que no se ha ido en el lavavajillas.

Las ventajas de utilizar un aparato de limpieza por ultrasonidos son muchas. Aparte de que los sonidos que emiten estas máquinas son imperceptibles para el oído humano, se pueden usar para cualquier tipo de material y superficie. Además, apenas se utilizan los detergentes y el consumo del agua también se reduce en gran medida ya que se lava por inmersión. De estaremos forma estaremos ahorrando no solo en agua, sino también en productos de limpieza. Asimismo, dependiendo del tipo de trabajo que vayamos a realizar, se pueden instalar filtros de agua en circuito cerrado para alargar el tiempo de baño de limpieza.

Además, el uso de este tipo de aparatos nos evita el contacto con los productos detergentes, nocivos en muchos casos para la salud si la exposición a ellos es prolongada. ¿No os ha ocurrido alguna vez aquello de beber por una copa de un restaurante y notar todavía el sabor al líquido lavaplatos porque ha sido mal aclarada tras fregarla?

Por todo esto, gastar en máquinas de limpieza por ultrasonidos constituye a la larga un gran ahorro de dinero y una buena inversión para la imagen y el desempeño de los locales de restauración, donde la limpieza es fundamental.

Pero este ahorro no significa merma de eficacia, y es la calidad de la limpieza es todavía mayor que aquella a la que estamos acostumbrados. Independientemente de los recovecos o el tipo de superficie de lo que vayamos a limpiar, la limpieza es microscópica. Y más rápida también, ya que con respecto a los sistemas tradicionales se ahorra alrededor de un 80 por ciento de tiempo.

Pero los ahorros no acaban aquí, además del tiempo, el dinero y el gasto en agua y demás productos, no necesitamos tampoco de la presencia continua de un operario que limpie, ya que una vez introducidas las piezas en la máquina, esta actúa sola.

Según nuestras necesidades, podemos encontrar diferentes tipos de máquinas de limpieza por ultrasonidos que se adapten mejor a nuestras tareas. Por ejemplo, existen equipos para limpiar persianas, cuya medida varía según la aplicación, equipos para cubrir la limpieza de los motores y accesorios de los vehículos, que son perfectos para los talleres de reparación de motocicletas, coches, camiones, naval o autobuses, entre otros. Asimismo, existen sets de ultrasonidos compuestos por el generador y el emisor de ultrasonidos. Y también, para laboratorios y sobremesa podemos encontrar equipos más pequeños de entre uno y veintisiete litros de capacidad, que son muy apropiados para utilizar en la industria farmacéutica, química, dental, joyería, electrónica, prototipos, tatuajes, para limpieza de material quirúrgico, así como para la limpieza en general de piezas de pequeño tamaño. Para aquellos que necesiten de aparatos más grandes, se pueden encontrar también equipos industriales de medidas estándar.

La tecnología de la limpieza por ultrasonidos se encuentra en un continuo desarrollo. Las máquinas van evolucionando y se van creando nuevos aparatos según crezcan las posibles aplicaciones de este tipo de limpieza. En ella está el futuro y los miembros del sector de la hostelería no han de ser ajenos a estos avances.

Mas artículos

Dale una oportunidad a la leche condensada y verás los múltiples usos que tiene

Nuestro país es conocido internacionalmente por nuestra cultura, por nuestros monumentos, pero, sobre todo, por nuestra gastronomía y es que en España si de algo podemos presumir es por la cantidad de alimentos que tenemos, por lo bien que los producimos, por lo mejor que los sabemos usar y por nuestras excelentes combinaciones. No en vano, muchos países se fijan en nuestros productos para hacer sus manjares tradicionales y es que la calidad de los alimentos españoles es realmente importante. En este sentido, nuestro máximo exponente es la dieta mediterránea la cual aconsejan la inmensa mayoría de los médicos por su idoneidad para ganar en calidad de vida.

Máquinas que no pueden faltar en una empresa de restauración

Una empresa de hostelería no es encender la cafetera, ponerlo en una taza y cobrar el 1,50 euros. Es mucho más. Detrás de la restauración hay mucho trabajo, muchas cuentas y muchas horas de sacrificio. Por eso, ahora que lo están pasando muy mal con la pandemia y las medidas injustas llevadas a cabo por algunas comunidades autónomas, es el momento de conocer un poco más la forma de trabajar de estas empresas.

Lo que no puede faltar en un bar de copas

No corren buenos tiempos para los bares de copas. Estos lugares míticos, testigos de cientos y cientos de aventuras, se han convertido para los políticos en la cabeza de turco de toda la pandemia del coronavirus. La mayoría de las medidas que se toman desde las administraciones son para acusarles de ser los grandes propagadores del virus. Es curioso que los trenes y metros llenos no contagian. O que los colegios o los centros comerciales, atiborrados, tampoco. Nosotros queremos lanzar un canto de esperanza para estos lugares. Decirles que estamos con ellos y asegurarles de que pronto pasará todo esto y podremos estar más juntos que nunca. De momento queremos ayudarte y asesorarte en lo que no puede faltar en un bar de copas. Son tiempos de zozobra, pero pronto los bares volverán a ser lo que eran antes.

Muebles que no pueden faltar en un negocio de hostelería

Cuando un ‘loco’ se decide a poner en marcha un negocio de hostelería tiene que tener en cuenta muchos aspectos. Por supuesto, si es gastronómico, la calidad de la comida es lo primero. Pero hay muchos detalles más que son los que marcan la diferencia. Estamos hablando de la profesionalidad de los empleados, del sitio donde está emplazado, del público al que nos vamos a dirigir…pero también en la inmobiliaria que vamos a poner en nuestro negocio.

Normas básicas de higiene en un restaurante

Dedicarse a la hostelería y ser capaz de dirigir un negocio rentable tiene sus satisfacciones, pero también sus dificultades. Más allá de ser capaces de mantenerse entre la gran oferta que hay disponible en nuestro país, éste es un tipo de negocio muy serio que conlleva unas responsabilidades que hay que cumplir a rajatabla, ya que la función principal que llevamos a cabo es servir comidas, por lo tanto, vamos a manipular alimentos que luego van a ser consumidos por nuestros clientes.